fbpx

Una aproximación al arte basado en datos

Con la crisis del Covid-19 que está viviendo la humanidad muchas cosas están cambiando. Esta distópica situación ha generado una avalancha de datos presentados de diferentes formas que en todos los casos intentan clarificar la evolución de la pandemia de forma visual, ante un aluvión de datos sobre los cuerpos, creando multitudes vigiladas y analizadas bajo el foco de pandemia. La visualización de datos de la enfermedad además se ha popularizado hasta tal punto que la infografía de la curva del avance de la pandemia, ya se ha convertido en un icono que representa los tiempos que vivimos y que de alguna forma todo el mundo comprende.

El término «datos» suele suponer una gran pereza para artistas o diseñador@s, y es que estamos acostumbrad@s a asociarlos con las aburridas hojas de excel o crípticas tablas interminables con valores. Sin embargo diseño o el arte que trabaja con datos, lo que hace es convertir esos aburridos datos en historias y experiencias sensoriales, con un gran potencial comunicativo y/o emocional.

La visualización de datos


La visualización de datos es el proceso de búsqueda, interpretación, contraste y comparación de datos que permite un conocimiento en profundidad y detalle de los mismos de tal forma que se transformen en información comprensible para el usuario.

Wikypedia

La visualización de datos no es una nueva disciplina, aunque es cierto que han sido los medios digitales e Internet quienes han generalizado su uso permitiendo que evolucione y madure al manejar volúmenes ingentes de datos que mediante lo que conoce como Big Data.
Los datos de lo que hoy conocemos como realidad, se analizan, procesan y se crean modelos que tienen como objetivo detectar patrones, tendencias, correlaciones que solo podrían advertirse mediante su representación gráfica. Todas las ciencias y disciplinas modernas, hacen uso de esta visualización de datos para analizar con detalle nuestros cuerpos, nuestras sociedades, nuestras comunidades, comportamientos e interacciones.

Algunos hitos en la representación de datos antes de Internet

La intención de comunicar datos y/o información a través de imágenes – con el objetivo específico de hacer su análisis más sencillo, es tan vieja como la vida del hombre en la tierra. Los mapas de estrellas ya eran usados por nuestros ancestros y les guiaban en los viajes aunque no fuese una visualización de datos consciente ya que el término es moderno, estás representaciones de datos cumplían su función. Posteriormente la cartografía y la creación de estrategias militares a través de mapas, líneas y colores representan algunas de las primeras manifestaciones.

Mapa figurativo de la derrota y retirada de Napoleón durante la campaña rusa de 1812 creado por Charles Menard

Hay muchos ejemplos clásicos de visualizaciones de datos, entre ellos destaca el mapa figurativo de la derrota y retirada de Napoleón durante la campaña rusa de 1812 creado por Charles Menard, el mapa de puntos de casos de cólera durante la epidemia londinense de 1854 creado por John Snow (Dougherty, 2017) y el modelo 3D del censo de población sueco de 1750 a 1875 por rangos de edad desarrollado por Luigi Perozzo.

Una pionera de la visualización de datos

De entre todos estos ejemplos clásicos para entender la historia de la visualización de datos hay uno que realmente me impactó cuando lo conocí y se trata de una infografía creada entre 1854 y 1856 por Florence Nightingale. A pesar de siempre aparecer en segundo plano respecto de sus colegas, fue una verdadera pionera en la representación gráfica de datos estadísticos, a la que se atribuye el desarrollo de un gráfico circular hoy conocido como diagrama de área polar, o diagrama Nightingale. Se trata de un moderno histograma circular con el que asombró al parlamento británico, que ya había recibido cientos de informes y estadísticas sobre la mortalidad de los soldados en los hospitales de campaña.

Diagrama Nightingale
Infografía creada en 1856 por Florence Nightingale

Este gráfico fue más potente que cientos de documentos, y posibilitó contar de forma clara y muy poderosa, la historia de que realmente estaba ocurriendo y todo lo que subyacía a los datos.

El uso de datos en el arte y el diseño

El uso masivo de la visualización de datos llegó con las herramientas digitales, el mundo conectado y el avance de los ordenadores. Cada ciencia, disciplina o cada actividad que hace uso de la visualización de datos, genera todo un universo de representación audiovisual. No ajenos a esta nueva herramienta, el arte y el mundo de la creación, han hecho uso de ella generando grandes obras, algunas de ellas fundacionales y representativas de nuevos paradigmas artísticos. Además su uso se ha extendido más allá de la visualización, creando piezas que transforman esos datos en obras musicales, espacios sonoros, esculturas cinéticas o bio arte entre otras aplicaciones.

Golan Levin

Golan Levin, artista e ingeniero, utiliza herramientas modernas (robótica, software nuevo, investigación cognitiva) para crear obras de arte que sorprenden y deleitan. Observe cómo los sonidos se convierten en formas, los cuerpos crean pinturas y un ojo curioso mira hacia atrás al espectador curioso.

Esta charla se presentó en una conferencia oficial de TED

David McCandless

David McCandless convierte conjuntos de datos complejos (como gastos militares en todo el mundo, rumores en los medios, actualizaciones de estado de Facebook) en diagramas hermosos y simples que revelan patrones y conexiones invisibles. El buen diseño, sugiere, es la mejor manera de navegar por el exceso de información, y puede que cambie la forma en que vemos el mundo.

TED

David MacCandles es un escritor, diseñador y director creativo que vive en Londres. Su perfil es transdisciplinar y difícilmente clasificable. Es el fundador del blog Information Is Beautiful, que se ha convertido en un lugar imprescindible para diseñadores y artistas que trabajan con datos. Con una gran actividad divulgativa ha ido evolucionando y creando eventos como sus Workshops para introducirse en el mundo de la representación de datos, o los premios Information Is Beautiful Awards donde se ponen en valor los mejores trabajos creativos con datos, en diferentes categorías entre las que están:

Data Art, un arte complejo y transdisciplinar

El arte que hace uso de la visualización de datos es realmente variado y complejo. La propia complejidad que suscita una categorización del arte contemporáneo se multiplica cuando se producen hibridaciones con diferentes tecnologías de la ciencia de visualización de datos como el big data y la inteligencia artificial, estableciendo cruces con territorios hegemónicos del arte como la música, las artes visuales o las artes prásticas.

Algunos artistas han hecho una aproximación realista al uso de datos, encontrando en esta práctica una forma de mapear realidades demasiado extensas e indescifrables y convirtiéndolas en entornos manejables que muestran resultados inesperados, comprensibles y en algunas ocasiones realmente bellos. Todos los seres humanos dejamos una huella y no solo en los dispositivos digitales, las trazas de nuestros cuerpos, y de nuestra interacción con el planeta: que opinamos, que hacemos, en qué gastamos el dinero, que hacemos con los bosques, que medios de transporte usamos, los restos de nuestra evolución como especie… la lista sería infinita y todos estos datos se registran en forma de bits. 

Aaron Koblin

El artista Aaron Koblin toma una gran cantidad de datos, y en ocasiones una gran cantidad de personas, y los convierte en visualizaciones asombrosas. Desde líneas elegantes que trazan vuelos de aerolíneas hasta paisajes de datos de teléfonos celulares, desde un video de Johnny Cash ensamblado a partir de dibujos de fuentes múltiples hasta el video «Wilderness Downtown» que se personaliza para el usuario, sus trabajos exploran brillantemente cómo la tecnología moderna puede hacernos más humanos.

TED

El Data Art como herramienta para el activismo

«Red Ice» por Chris wainwright y Cape Farewell

Estos artistas en muchas ocasiones van más allá de una representación estética y complaciente, usan lo que revela la representación de datos como arma política y social. Un activismo digital que expone hacia donde va nuestra civilización y de qué forma vamos destruyendo el planeta. Sus obras ayudan a involucrar al público, fomentar la administración ambiental y beneficiar a las comunidades.

Cuando detectar patrones se convierte en un proceso artístico

El arte de los datos fija sus objetivos en detectar patrones que surgen del análisis de ingentes cantidades de datos, así de una forma parecida a como lo haría la ciencia estadística o el bid data, utiliza toda su capacidad comunicativa y sensorial para mostrar esos patrones haciendo uso de técnicas artísticas que parten de la objetividad de los datos puros.

Nathalie Miebacj transforma datos en esculturas complejas y elaboradas que manifiestan las fuerzas de la naturaleza y el tiempo. Estas esculturas luego se convierten en partituras musicales para que las toque un cuarteto de cuerdas.

TED

Data art más allá de la visualización

En ocasiones las interpretaciones de datos van más allá de lo visible, la música experimental a lo largo de su historia ha hecho uso de los datos para crear piezas sonoras como es el caso de la obra de Xenakis o John Cage. Los artistas usan los datos de la realidad, capturados por la tecnología digital, para crear proyectos conceptuales y abstracciones que llevan a espacios audiovisuales inesperados. Surgen bras que evolucionan con el tiempo y que siempre están en proceso. Es el caso del arte generativo que hace uso de datos dinámicos o el net art que en su concepción más contemporánea, han dado lugar a la creación algorítmica de nuevas ideas, formas, formas, colores o patrones.

El artista escoge los datos, y crea reglas que proporcionan límites para el proceso de creación. Luego, el algoritmo sigue esas reglas para producir obras que van variando y evolucionando junto con los datos que se extraen de la realidad.

El futuro de la ciencia de datos, el arte, y la inteligencia artificial

La ciencia de datos y el analytics están en un momento de gran expansión, sobre todo debido a su capacidad para encontrar patrones de comportamiento de la mano de la inteligencia artificial.
Las grandes compañías, instituciones y gobiernos han visto en la ciencia de datos una forma de control y de predecir el futuro mediante el Big Data y la inteligencia artificial. En unos casos buscando el control, en otros buscando las ganancias económicas.

El mundo en el que vivimos está gobernado casi en su totalidad por algoritmos que no solo analizan nuestros hábitos, creencias y comportamientos sino que son manejados por inteligencia artificial que crea perfiles aptos para su monetización o explotación en el mejor de los casos. Todos conocemos el uso que se hizo de los datos por la compañía Cambridge Analytica en las elecciones de Estados Unidos.

Sin embargo una gran cantidad de artistas han comenzado a trabajar con datos y usando esas mismas técnicas, revierten el objetivo comercial y denuncian las prácticas abusivas tanto en cuestiones económicas, sociales, ecológicas, de género, de raza o del derecho a la privacidad.

Autor:

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest